miércoles, 14 de mayo de 2008

Próximos cambios en el Vaticano

Desde la cigueña de la torre:

Ayer día 13 falleció el cardenal Gantin, una de las grandes figuras de la Iglesia africana, extraordinario colaborador de Juan Pablo II en su labor restauracionista y de claro pensamiento tradicional. Llegó a ser Decano del Sacro Colegio. Fue presidente de los Pontificios Consejos de Justicia y Paz y "Cor Unum" y prefecto de la Congregación para los Obispos. Contaba 86 años. Descanse en paz.

El fallecimiento de quien fue tan importante figura en la Curia romana nos da pie para un somero análisis de ese organismo en el que el Papa tiene a sus más próximos colaboradores.

Y la primera constatación es que está muy envejecido. Lo que hace suponer que a muy corto plazo va a haber importantes nombramientos.

El Pontificio Consejo para la Familia está vacante por la muerte del cardenal López Trujillo. Cremos que la designación de nuevo presidente será inmediata.

Después hay varios cardenales que ya han cumplido los setenta y cinco años por lo que su relevo va a ser próximo. El decano de ellos es el cardenal Marchisano que a sus 78 años suponemos que será de sustitución inmediata. Su cargo de presidente de la Oficina de Asuntos Laborales del Vaticano es de escasa importancia y más bien un puesto de consolación para cardenales con los que no se sabe bien que hacer.

Ya con sus titulares que han rebasado los 75 años hay puestos muy importantes en la Curia. Saraiva, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos tiene 76, Arinze, prefecto de la Congregación para el Culto Divino ha cumplido 75. Lo mismo que Stafford, prefecto de la Penitenciaría Apostólica. También ha cumplido estos años Martino, presidente de los Pontificios Consejos de Justicia y Paz y Emigrantes. Al igual que Barragán, que preside el de Sanidad. Y que Kasper, que preside el de Unidad de los Cristianos. Y aunque no es cargo curial, el vicario del Papa para Roma, cardenal Ruini, tiene 77 años.Va a haber pronto pues movimiento de púrpuras.

Tienen más de 70 años casi todos los demás cardenales que ocupan los cargos más importantes de la Curia. Bertone, el Secretario de Estado, 73. Re, prefecto de la Congregación para los Obispos, 74. Hummes, prefecto de la Congregación para el Clero, 73. Levada prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, 71. Días, prefecto de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, 72. Rodé, que tiene a su cargo los religiosos, 73, Cordes, que preside el Pontificio Consejo "Cor Unum", 73. Nicora, encargado de la Administración del Patrimonio, 71. Lajolo, gobernador del Estado Vaticano, 73. Y Farina, de quien dependen la Biblioteca y los Archivos Vaticanos, 74. En un par de años algunos y en un máximo de de cinco otros, habrán desaparecido.

Con menos de 70 años solo están los Prefectos de las Congregaciones para la Educación, Grocholewski, con 68, Iglesia Orientales, Sandri, de 62, y Signatura Apostólica, Vallini, con 68.

Y en los Pontificios Consejos, Tauran, Diálogo Interreligioso, 65 años; Rylko, Laicos, 62, y Comastri, Fábrica de San Pedro, 64. Supongo que tanto Comastri como Vallini van a ser llamados a puestos de mayor importancia que los que desempeñan actualmente.

Y ahora lo que puede afectar a España. Si Vallini dejara la Signatura Apostólica ya ha dicho algún vaticanista que a ese puesto podría ir Nostach. Sería una magnífica noticia. Ojalá se cumpla.
  1. http://blogs.periodistadigital.com/laciguena.php/2008/05/14/p165476#more165476