martes, 13 de mayo de 2008

Escocia: un Celtic-Rangers enfrenta a católicos y protestantes por una imagen de Juan Pablo II

Desde "hereje", ¡perdón! "protestante digital":

La camiseta de homenaje a Juan Pablo II que llevó el portero y muy católico polaco del Celtic -club de la comunidad católica de Glasgow- al final del partido del pasado domingo contra los protestantes del Rangers, suscitó una enorme polémica este pasado lunes, en Escocia. Con declaraciones del Vaticano incluidas.

En Glasgow, el fútbol y la religión están conectados por vasos comunicantes. La rivalidad deportiva entre los dos clubes más poderosos de Escocia es inseparable de sus diferencias de credo. Los Rangers, fervorosos protestantes; y el Celtic, católicos apasionados. Pese a los intentos de las directivas de ambos clubes por separar ambas realidades, la grada es libre.

Por ello un partido entre Celtic y Rangers nunca es sólo eso. La rivalidad entre estos equipos es algo más que fútbol. En algunos casos, mucho más, como ocurrió este pasado domingo, después de que el polaco Artur Boruc, meta del Celtic, hiciera visible tras el partido una camiseta con una foto de Juan Pablo II. Después de perder el partido del ‘Old Firm’, (3-2), los hinchas del Rangers no se lo tomaron precisamente bien...

Artur Boruc, meta polaco del Celtic, ‘el portero santo’ para su hinchada, harto de los cánticos ofensivos hacia los católicos y en especial hacia su compatriota, el fallecido Juan Pablo II, se despojó de su camiseta de juego y se plantó una blanca, de algodón, con una foto del difunto líder católico y la leyenda ‘God bless the Pope’ (‘Dios bendiga al Papa’).

LA HISTORIA SE REPITE
En el pasado, los partidos entre ambos clubes estuvieron marcados por un ambiente caldeado, con insultos violentos, frecuentemente ligados a la confesión religiosa de los contrarios. No es la primera vez que Boruc tiene conflictos con las hinchadas rivales, como la de los Rangers o la del Hibernian. Ya Boruc fue advertido por la Policía al comienzo del año por un gesto, juzgado provocador, hacia la hinchada del Rangers, en un partido entre ambos equipos.

De hecho, la Federación Escocesa está a la espera del informe del árbitro del partido antes de decidir si se emprende alguna medida contra el meta.

Mientras, su técnico, Gordon Strachan, prefería tomárselo con sentido del humor. “Hubiera sido peor que en la camiseta hubiera puesto ‘Dios bendiga a Myra Hindley’”, dijo. Hindley es una leyenda del crimen británico, condenada a cadena perpetua a mediados de los 60 por violar, torturar y asesinar a cuatro niños.

EL VATICANO OPINA
El responsable de la sección Iglesia y Deporte del Vaticano, Kevin Lixey, lamentó la polémica desatada en el futbol profesional escocés por la exhibición de una playera con la imagen de Juan Pablo II.

‘Es una lástima que en la actualidad dos equipos de gran tradición no hayan podido superar estos problemas’, dijo el religioso refiriéndose al debate abierto tras el partido entre Celtic y los Rangers.

‘No se quién tenga la razón’, señaló al respecto Lixey evitando entrar en polémica pero dejó en claro que ’siempre se deben superar las divisiones, la polémica y los debates con el deporte, esa es su razón última’.

Añadió que los uniformes son una ‘expresión humana’, por lo tanto es difícil afirmar si llevar una camiseta ‘hace bien o hace mal’ porque la manifestación de las propias creencias pertenece a todos los hombres.

Asimismo consideró como ‘positivo’ que la federación intervenga siempre en el respeto de los jugadores porque como asociación debe mantener el orden pero, aclaró ‘lo ideal sería que las personas lograran superar sus problemas’.

La Vanguardia digital, comenta la misma información de la siguiente manera:

"Es una lástima que en la actualidad dos equipos de gran tradición no hayan podido superar estos problemas", dijo el religioso a Notimex refiriéndose al debate abierto tras el partido entre Celtic y los Rangers.

El clásico "religioso" de la última fecha del balompié dio por vencedor a los católicos del Celtic por 3 a 2 frente a sus archirrivales protestantes, quienes se habían pasado todo el cotejo insultando a la Iglesia y al difunto Papa. Por ello cuando el portero del equipo triunfador, el polaco Artur Boruc, al finalizar el encuentro se despojó de su uniforme para mostrar una playera con la frase 'Dios bendiga al Papa' y la foto de Karol Wojtyla sus adversarios lo consideraron una ofensa.

Tanto que la Federación Escocesa de Futbol (SFA, por sus siglas en inglés) pidió al árbitro un informe para decidir si abre o no una investigación sobre estos hechos."No se quién tenga la razón", señaló al respecto Lixey evitando entrar en polémica pero dejó en claro que "siempre se deben superar las divisiones, la polémica y los debates con el deporte, esa es su razón última".

Añadió que los uniformes son una "expresión humana", por lo tanto es difícil afirmar si una playera 'hace bien o hace mal' porque la manifestación de las propias creencias pertenece a todos los hombres.Asimismo consideró como "positivo" que la federación intervenga siempre en el respeto de los jugadores porque como asociación debe mantener el orden pero, aclaró "lo ideal sería que las personas lograran superar sus problemas".

Comentario nuestro: Como desconocíamos quien era Kevin Lixey, buscamos en google y nos enteramos que es el sacerdote y encargado de la sección "Iglesia y deporte" del Consejo Pontificio para los laicos, creada por S.S. Juan Pablo II. Todo buen deportista amante del fútbol, y amante de mayor manera de la Iglesia y del Papado, habría esperado una respuesta menos diplomática y mas católica en defensa de los símbolos católicos, como llega a ser una camiseta con la imagen del fallecido Juan Pablo II, pues talvez los herejes seguidores del Ranger habrían tenido mas fuerte respuesta del Rdo. P. Lixey, por sus actos y opiniones anticatólicos, si en lugar de Juan Pablo II la imagen objeto de la protesta hubiera sido de Enrique VIII, Martín Lutero o Martin Luther King. En lo sucesivo esperemos que el Padre Kevin honre un poco más la memoria de quien le dio trabajo en Roma.

No olvidamos el link, no lo pusimos pues simplemente no nos dio la gana promocionar un sitio hereje