martes, 22 de abril de 2008

La Guerra del Motu Proprio en la Curia Romana: ¿Se va Ranjith?

Ranjith probablemente pague [el precio] de haberse expuesto con demasiado énfasis (entrevistas, publicaciones de artículos) a favor del Motu Proprio papal Summorum Potificum, con el cual la Misa en Latín acorde al rito antiguo, revisada por Juan XXIII en 1962 fue liberada. Parece que durante sus repetidas intervenciones, parte de la Curia Romana podría haber pedído expresamente a Bertone, por medio de una carta, que Ranjith no llegara a la posición de Prefecto de una Congregación con tareas tan delicadas.
El periódico italiano Oggi publica esta interesante nota: Curia y Curiales: Ranjith se va, pero podría regresar

Por Andrea Bevilacqua

La probable, si no ya cierta nominación del Arzobispo Angelo Amato, número dos de la Congregación para la doctrina de la Fe (en otro tiempo encabezada por el Card. Ratzinger y actualmente por el Card. Levada), como nuevo Prefecto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos en la posición que ocupa hoy el Card. Arinze ha airado considerablemente a quien es hoy número dos de Arinze: el Arzobispo Malcom Ranjith.

Este último, llamado hace un par de años a Culto Divino bajo la promesa de que sería luego designado como sucesor de Arinze a la cabeza del Dicasterio, ahora que ha sido “puenteado” por Amato en la prestigiosa posición de Prefecto de una de las nueve Congregaciones Vaticanas (posición que asegura el birrete cardenalicio) parece haber pedido al Secretario de Estado Tarcisio Bertone dejar el Vaticano y regresar a su tierra (Sri Lanka) para convertirse en Arzobispo de alguna diócesis importante y así, luego, llegar a cardenal. Todos [o muchos de] estos acontecimientos tendrían lugar al regreso del Papa de los EE.UU

Ranjith probablemente pague [el precio] de haberse expuesto con demasiado énfasis (entrevistas, publicaciones de artículos) a favor del Motu Proprio papal Summorum Potificum, con el cual la Misa en Latín acorde al rito antiguo, revisada por Juan XXIII en 1962 fue liberada. Parece que durante sus repetidas intervenciones, parte de la Curia Romana podría haber pedído expresamente a Bertone, por medio de una carta, que Ranjith no llegara a la posición de Prefecto de una Congregación con tareas tan delicadas.

Y Bertone, después de hacer los cálculos debidos, endosó la carta de los firmantes. Firmantes que, dos años atrás, cuando Ranjith fue nominado Secretario de Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, no aceptaron de buen grado su arribo, y la subsecuente remoción de Mons. Doménico Sorrentino [Secretario anterior] para destinarlo a la diócesis de Asís. Pero, la cuenta deberá se cerrada por Benedicto XVI.

Ranjith fue una de sus primeras nominaciones después de electo Papa. Cuando Ranjith, algunos años antes, fue desplazado por el Card. Crescenzio Sepe de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos, donde era Sub-secretario, Ratzinger (por entonces Prefecto del antiguo Santo Oficio) no lo tomó a bien, al punto tal que cuando llegó a Sumo Pontífice rápidamente quiso expresar su afecto y estima por Ranjith llamándolo de nuevo a Roma y poniéndolo en el lugar de Sorrentino. Hoy, las presiones contra Ranjith en la Curia Romana nos son pocas. Bertone parece haberse rendido. Benedicto XVI no es tan predecible como para hacer lo mismo.

Comentario Druídico: Rorate Caeli, de donde tomamos esta noticia comenta que Sorrentino, un bugniniano de paladar negro fue desplazado por el Papa, quien apeló al prestigio y a la inmaculada reputación de honestidad de Mons. Ranjith para presionar su nombramiento.

También que la Arquiciócesis de Colombo, única en Sri Lanka, tiene el antecedente de un cardenal. Y su actual titular está en edad de retiro.

¿Ranjith al banco de suplentes, y vuelta con birrete a asumir una Congregación? Es posible. También que Benedicto no ceda y Ranjith quede en Culto Divino, como titular.
  1. http://www.panodigital.com/la-guerra-del-motu-proprio-en-la-curia-romana-%C2%BFse-va-ranjith