lunes, 4 de agosto de 2008

Las Religiosas de Santa María de Torfuo

Desde la agencia Fides:

AFRICA/BURKINA FASO - Las Hermanas de Santa María de Torfou desde hace 50 años en África para anunciar el Evangelio a enfermos, jóvenes y niños en contextos a veces dramáticos

Yako (Agencia Fides) – El 6 de enero de 1957 las Hermanas de Santa María de Torfou llegaban a Yako, en Burkina Faso, dando inicio a su primera experiencia misionera fuera de Francia. La primera expedición comprendía a tres hermanas, deseosas de hacer conocer a los africanos el Evangelio y el carisma de su Fundador, el padre Charles Foyer. Tres años antes una decisión del Capítulo general había alentado la “misión al extranjero”, una aventura nueva para la Congregación suscitada por Mons. Bretault, Obispo de Koudougou en Burkina Faso y originario de Nantes.

Después de la llegada de las primeras misioneras, la Congregación ha implantado diversas comunidades en los dos países: en Ouaga, Koudougou, Ouahigouya y en otras zonas de Benín. En total la región Benín-Burkina Faso, creada en diciembr de 2003, cuenta hoy con 102 hermanas, de las cuales 91 africanas, distribuidas en 15 comunidades. En el 2000 una nueva comunidad de 4 hermanas ha sido abierta en Chad.

Con ocasión de su cincuenta aniversario en tierras africanas las hermanas de S. María de Torfou experimentaron un fuerte espíritu de comunión eclesial. Cincuenta peregrinos franceses (religiosas, cooperadores y amigos) llegaron a África para participar en las solemnes celebraciones jubilares. El peregrinaje ha sido la ocasión para conocer el gran compromiso social y el testimonio de fe de las jóvenes africanas consagradas.

Las Hermanas de S. María de Torfou están llamadas a vivir su consagración religiosa en un contexto difícil y muchas veces dramático. Los mayores problemas son la falta de agua —que produce daños a la agricultura y perjudica las condiciones higiénicas de la población— y la pobreza de los niños. A pesar de esta situación las religiosas dan testimonio de su fe con su obras cotidianas: la salud (ayuda a los enfermos y visitas a domicilio), la pastoral (acompañamiento a los jóvenes en los movimientos católicos y en la catequesis) y la enseñanza (en las escuelas primarias y segundarias y en los centros sociales).