viernes, 5 de septiembre de 2008

Reforma de la reforma ¿nuevos pasos?

Desde la Buardilla de Jerónimo:

Bruno Volpe, en Pontifex, presenta una interesante entrevista cuya traducción publicamos. Ha sido realizada al Padre Joseph Luzuy, sacerdote del Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote y participante en el Congreso que se realizará en Roma sobre el Motu Proprio Summorum Pontificum. En ella, el Padre Luzuy confirma que están siendo estudiados algunos cambios que serían nuevos pasos en la reforma de la reforma.

ROMA- El rumor, si bien aún no confirmado, circula desde hace tiempo en los Sagrados Palacios. Estaría en estudio una revisión de la Liturgia actual y la reforma incluiría estos tres cambios: Canon recitado en latín, signo de la paz antes del ofertorio, Comunión de rodillas o, al menos, no más en las manos.

Como manda la prudencia, en las congregaciones nada se dice, pero nos llega una confirmación, aunque indirecta. “No conozco los tiempos de estas modificaciones pero también a mí me consta que el tema se está estudiando”, admite sin decir demasiado el Padre Joseph Luzuy, sacerdote francés del Instituto Cristo Rey Sumo Sacerdote. El Padre Luzuy dará una conferencia sobre el tema “Aprender a celebrar con el Misal de San Pío V” en el Congreso que se realizará en Roma desde el 16 de septiembre.

- Padre Luzuy, ¿cómo se celebra con el Misal de San Pío V?
- Partimos de la idea de que Dios es el centro del misterio. La Misa de San Pío V, aunque sería mejor llamarla gregoriana, se celebra con una actitud de adoración, acentuando que la Eucaristía es un don de Dios, misterio y trascendencia.

- A menudo, pero con argumentaciones poco convincentes, se critica el Rito antiguo sosteniendo que se comprende poco…
- No comparto esta afirmación. En primer lugar, el latín es siempre el lenguaje universal de la Iglesia. Cristo, muriendo sobre la Cruz, no fue entendido. Expiró en el misterio y no tuvo necesidad de traductores o divulgadores para explicar ese misterio. Entonces, si Cristo muerto en la Cruz es el misterio por excelencia, ¿por qué razón la Misa debería ser inteligible racionalmente y en su conjunto?

- ¿Qué debe hacer la Misa en nosotros?
- Llevarnos al Cielo, a Dios. La Misa es cantar con los ángeles la gloria de Dios.

- El celebrante hacia Oriente: en ninguna parte está escrito…
- Ciertamente. Pero se trata de una tradición que se remonta a los tiempos de Constantino. Desde que los cristianos dejaron la clandestinidad, todas las basílicas han sido creadas y erigidas hacia oriente. El oriente representa el Sol que surge, es decir, Dios. Es por esta razón que celebrar dirigido hacia oriente me parece litúrgicamente más correcto e incluso coherente. La posición que mejor respeta la Tradición es ad Orientem.

- ¿Le gusta la palabra “asamblea”?
- Basta con esta idea de “asamblea”... Además, quisiera recordar que la voluntad de traducir la Misa en vernáculo también la tuvo Lutero, protestante. Creo que se está dando, sobre todo después del Vaticano II pero no por culpa de él, un proceso de protestantización de la cultura religiosa, de la liturgia y de los mismos estudiosos. En cuanto al ecumenismo, no protesto… pero es preciso ser cautos. El diálogo está bien pero es necesario no desvalorizar nunca la propia identidad haciendo concesiones a los hermanos separados. Esperamos vivamente su conversión y rezamos por ellos. Pero creo que existe una sola verdadera Iglesia y es la Iglesia Católica, en comunión con el Papa y los Obispos.

- ¿Qué se puede hacer, entonces, para detener esta peligrosa ola de modernismo que, con todo tipo de abusos, atenta contra la sacralidad de la Misa?
- Hacer respetar las reglas. Los abusos litúrgicos han existido siempre pero después del Vaticano II han crecido en gran medida por la voluntad de racionalizar la Misa que, lo repito una vez más, no tiene necesidad de ser comprendida en su totalidad.

- Circulan voces acerca de que estaría en estudio una reforma de la Liturgia, con el signo de la paz antes del ofertorio, la Comunión de rodillas, el Canon en latín. ¿Puede confirmarlo?
- No sé cuándo sucederá. Pero también yo he escuchado las mismas voces y lo deseo. Puedo confirmarle que está analizándose pero no sé nada acerca de su aplicación concreta ni de los tiempos. Pero el proyecto existe.

Sólo podemos rezar para que sea llevado a buen término, y agradecer la tenacidad y la sensibilidad de un gran Papa como Benedicto XVI. Con él renacerá la verdadera, grande y decorosa Liturgia de siempre. Introibo ad altare Dei…
  1. http://la-buhardilla-de-jeronimo.blogspot.com/2008/09/reforma-de-la-reforma-nuevos-pasos.html