lunes, 20 de abril de 2009

Otra mujer reclama a Lugo la paternidad de su hijo

Benigna Leguizamón solicita que el presidente reconozca como hijo a un varón de 6 años, nacido en 2002, en San Pedro. "Cuando vi el caso de Viviana, me animé a denunciar", afirma. Demandará ante la Justicia y pide un examen de ADN.
Imagen: Telefuturo http://www.ultimahora.com/home/index.php?p=uhtv

Por Andrés Colmán Gutiérrez CIUDAD DEL ESTE

Se esperaba que sucediera... y sucedió. Otra mujer aparece en escena y reclama al presidente Fernando Lugo que asuma la paternidad de un presunto hijo suyo. Está decidida a realizar una demanda por reconocimiento de filiación ante la Justicia, siempre que obtenga el apoyo de abogados y de organizaciones de mujeres, ya que vive en la pobreza y carece de recursos.

Benigna Leguizamón, de 27 años de edad, asegura que desde el año 2001 mantuvo relaciones con el entonces obispo de San Pedro, cuando ella tenía 17 años de edad, pero ya era madre soltera de una nena.

"Acudí a pedir ayuda a monseñor Fernando Lugo, porque el papá de mi primera hija, Francisco Luján Correa, quien trabajaba de anestesista del Hospital de San Pedro, me negaba la asistencia a la criatura", comenta Benigna.

"En ese momento, monseñor me dio su apoyo, pero se aprovechó de mi gran necesidad y me indujo a que tengamos relaciones. A los un año, quedé embarazada de él. Tuve a mi hijo con una partera empírica, en la misma casita en que vivía, cuyo alquiler él pagaba", sostiene la mujer.

Periodistas de Última Hora y Centro Informativo Multimedios (CIM) la encontramos ayer, en su humilde vivienda, en un barrio popular alejado de Ciudad del Este, donde ella vive con sus 4 hijos y su actual concubino, quien permanece postrado debido a una enfermedad.

"Me ofrecieron dinero para que le denuncie en la campaña electoral, pero me negué, porque no quiero que el caso de mi hijo sea manipulado", indica.

Agrega: "El me pasó dinero hasta que mi hijo cumplió dos años, después ya fue cortando. Hoy no responde ni mis llamadas. Yo lo único que le pido es que le reconozca también, como a su otro hijo", reclama.

PÚBLICO. El niño L. F. L. nació el 9 de setiembre de 2002 y fue inscripto con el apellido de su madre el 29 de noviembre del mismo año.

Lleva uno de los nombres del actual presidente. "Él mismo me pidió que le ponga su nombre, pero no su apellido", asegura.

Dice que su relación con el obispo era ya "un secreto a voces" en todo el departamento de San Pedro, pero ella no le contó a nadie que su hijo era de Lugo, hasta luego de conocerse el caso Viviana, en que se animó a confesarle la verdad a su madre y a su hermana, quienes le dijeron que siempre lo habían sospechado.

"A mi hijo nunca le oculté quién es su papá, solo que como era obispo, y ahora es presidente, tenía miedo de hacer cualquier denuncia; pero cuando vi el caso de esta chica, Viviana Carrillo, me animé. Yo le conozco a ella, con Lugo nos fuimos varias veces por su casa, en Choré, pero no sabía que había algo entre ellos", refiere.

"TENGO TEMOR POR NUESTRA SEGURIDAD"

Benigna Leguizamón dice tener miedo de alguna represalia por hacer pública su denuncia y pide a las autoridades del Ministerio Público y el Poder Judicial que la amparen.

"Me pongo en manos de la Justicia, voy a pedir que se haga el examen de ADN, estoy cien por ciento segura de que el papá de mi hijo es Fernando Lugo Méndez. Espero que él lo reconozca, o que no tema someterse al examen", sostiene.

"Soy de origen humilde y no me da vergüenza. Trabajo vendiendo detergentes para dar de comer a mis hijos, ahora que mi actual marido está enfermo. Daría mi vida por mis hijos. No es justo que un hijo del actual presidente viva con tantas necesidades. Solo le pido que asuma su responsabilidad", demanda.
  1. http://www.ultimahora.com/home/index.php?p=uhtv