viernes, 11 de julio de 2008

La "comunión" Anglicana

Según es sitio anglicanos.net, se puede entender a la comunión anglicana como:

…compuesta por 38 “Provincias”, todas autónomas, abarcando unos 160 países. Cada provincia cuenta con su arzobispo u obispo “presidente”.
La Provincia elige un nuevo obispo presidente o “primado” cada 5 años.
El arzobispado de Canterbury, Inglaterra, es históricamente el más antiguo de todos ya que en Canterbury el primer obispo de los Ingleses fue nombrado por el papa Gregorio c. 600 D.C.
El actual arzobispo de Canterbury preside la Conferencia de Lambeth, Concilio o “sínodo” máximo de la Iglesia Anglicana reunida cada diez años es el arzobispo Rowan Williams el “primero entre pares”. Cada vez más se le considera como “capitán” del barco anglicano.
Ahí está la diversidad y la riqueza y a la vez el 'riesgo' del Anglicanismo, arraigado más en la tolerancia y la diversidad, apelando más a la conciencia de cada uno, para descubrir la fe y formarse cada uno como cristiano.
Se busca la unidad en lo esencial, y no la uniformidad, un cristianismo dinámico para cada cultura - el Reino de Dios haciéndose realidad en medio de los conflictos y desafíos de los tiempos.
Esa “unidad en diversidad” se ve dañada en este momento por la crisis desatada en la Comunión a raíz de las decisiones unilaterales de los Estados Unidos.
En última conferencia de Lambeth que se realizó en agosto del año 98, participaron más de 700 obispos de los cinco continentes, la mayoría de ellos acompañados por sus respectivas esposas que participaron esta vez más que en cualquier otra ocasión.
Se realizaron actos litúrgicos con música y oraciones en varios idiomas, distintas presentaciones audio-visuales y dramatizaciones.
Se tocó también el reñido debate sobre la sexualidad humana (tema candente en los países del Norte, pero no así en otros lados). Entre muchos otros temas como la Deuda Internacional, el Medio Ambiente y la Unidad con otras Iglesias, aproximadamente 80% de los obispos reafirmaron su creencia (ya desarrollada en otras conferencias) en las enseñanzas bíblicas y tradicionales sobre la homosexualidad, comparado con un 20% de obispos que estuvieron en contra de la resolución. Dicha creencia enfatiza lo sagrado que es la expresión sexual, diseñada para ser disfrutada solamente por esposo y esposa dentro del matrimonio.