martes, 5 de febrero de 2008

MIéRCOLES DE CENIZA

Meménto, homo, quia pulvis es, et in púlverem revertéris.

VISITA NUESTRO ESPECIAL DE CUARESMA

Emendémus in mélius, quæ ignoránter peccávimus: ne súbito præoccupáti die mortis, quærámus spátium pæniténtiæ, et inveníre non possímus. Atténde, Dómine, et miserére: quia peccávimus tibi. Adjuva nos, Deus salutáris noster: et propter honórem nóminis tui, Dómine, líbera nos. Atténde, Dómine, et miserére: quia peccávimus tibi.Glória Patri, et Fílio, et Spirítui Sancto. Atténde, Dómine.
Enmendémonos y mejorémonos en aquello en que por ignorancia hemos faltado: no sea que, sorprendidos por la muerte, busquemos el tiempo de arrepentirnos y no podamos encontrarlo. Óyenos, Señor, y ten piedad, porque hemos pecado contra Ti. Ayúdanos, oh Dios Salvador nuestro; y líbranos por la gloria de tu nombre. Óyenos, Señor. Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Óyenos, Señor.